MITOS Y LEYENDAS  | MATE COSIDO

DAVID SEGUNDO PERALTA

Mate Cocido
MITOS Y LEYENDAS
¿Sabías qué...
...famoso delincuente recibió el apodo de Mate Cosido?
David Segundo Peralta, nacido en Monteros, provincia de Tucumán, que ingresa al Chaco en 1926 proveniente de la ciudad de Corrientes, se constituyó también en un adalid de amplios sectores marginales de la sociedad chaqueña. Al igual que Los Velásquez, se afirma que robaban a las multinacionales para ayudar a los desposeídos. Nada más alejado de la realidad. Prueba esta afirmación hechos como el de tener una cuenta en Caja Nacional de Ahorro y Seguros donde iban a parar los fondos obtenidos en los robos o secuestros y propiedades costosas en Córdoba, todas registradas con nombres falsos, además de comprobarse que utilizando un testaferro invirtió capital para la compra venta de ganado, luego de retirarse de la vida pública, a disfrutar de las pingues ganancias.
 
Mate Cocido
Fotografía de Julio del Prado, alias MATE COSIDO, difundida en los medios gráficos provinciales por la Policía. Corresponde la presente a una copia escaneada tomada del desaparecido diario EL TERRITORIO. Julio del Prado es uno de nombres falsos que utilizó David Segundo Peralta, y de los cuales tenía documentos apócrifos otorgados por funcionarios corruptos de la época.

Respecto del alias se han tejido muchas conjeturas, y existen dos versiones sobre el origen de éste. El más conocido es aquel que intuyó un periodista del diario CRITICA de Buenos Aires, que observó una cicatriz en la frente. Asoció "mate" porque en el norte así se le llama a la cabeza. Esto ocurría en la década del 30. Es de hacer notar que en los prontuarios policiales de Tucumán, Córdoba y Santiago del Estero se registra la detención de David Segundo Peralta alias "Mate Cosido" y esto ocurría entre 1916 y 1924. Algunos investigadores serios, deducen que se le llamó así porque en su niñez, la madre llamaba a él y sus hermanos anunciando que la infusión estaba lista para tomar la merienda, ¡ mate cosido... mate cosido... !

Durante su vida delictiva, utilizó varios nombres falsos, que se respaldaban en documentos apócrifos, otorgados por funcionarios corruptos. Entre ellos se puede citar: Julio del Prado, Manuel Bertolatti, José Amaya, Julio Blanco. Fue su característica no utilizar la violencia. Varias veces abortó asaltos, para evitar enfrentamientos abiertos con la policía. No por temor, simplemente era su manera de operar. Gozó siempre de la simpatía de mucha gente, que hasta deseaban que los visitara. Como se comportaba con humildad y educación, además de pagar generosamente los mínimos servicios recibidos, ganó popularidad y afecto. Sus escondites favoritos fueron la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña, y Gancedo, aunque fue escenario de sus correrías toda la provincia del Chaco. La mayoría de las poblaciones importantes, fueron testigos de alguna acción de Mate Cosido.

Organizó una banda donde se rendía culto a la autoridad del jefe. Contó con muchos colaboradores, algunos: Eusebio Zamacola, Antonio Rossi, el Catalán Noy, el Chileno, Francisco Malatesta, Casimiro Ifrán, Pampita, el Tata Miño, Marcelino Peralta, Cardocito. Además de robar tendiendo emboscadas en los caminos o trenes a pagadores de grandes empresas multinacionales acopiadoras de algodón y del sector forestal, a fuertes ganaderos o comerciantes, realizó secuestros que le reportaron importantes sumas de dinero. Se desplazaba por los caminos vestido a la usanza de peones rurales o como viajante de joyería en las ciudades, lo cual no despertaba sospechas. El bandido pampeano Juan Bautista Bairoletto tuvo un encuentro con él para asaltar una fábrica de tanino, que abortó Peralta por diferencias en los métodos a utilizar. El pampeano realizó igual el asalto que no dejó ganancias y sí un empleado muerto en el tiroteo. Sorpresivamente en 1939 abandona la vida pública, perdiéndose todo rastro de su paradero. Solo se conocen especulaciones respecto de su destino. El cancionero popular le ha dedicado varios chamamés en su honor, que lograron singular repercusión.

 
   
Fotografía de Malatesta distribuida por la Policía de la Provincia del Chaco en los medios gráficos provinciales. La calidad de la imagen se debe a que es copia escaneada de un diario de la época
Antiguo edificio de la Cárcel de Resistencia, donde Segundo David Peralta cumplió una condena de 6 años. El desaparecido edificio se erigía en la esquina de Mitre y Alvear de la ciudad de Resistencia. Había sido apresado en el Paraguay y llegado extraditado al Chaco.
 

Mate Cosido

Por Haydeé Dessal Especial para Villa Crespo Digital

26 de octubre del 2006

Julio del Prado es uno de nombres falsos que utilizó David Segundo Peralta, y de los cuales tenía documentos apócrifos otorgados por funcionarios corruptos de la época. Respecto del alias se han tejido muchas conjeturas, y existen dos versiones sobre el origen de éste. El más conocido es aquel que intuyó un periodista del diario CRITICA de Buenos Aires, que observó una cicatriz en la frente. Asoció "mate" porque en el norte así se le llama a la cabeza.

Esto ocurría en la década del 30. Es de hacer notar que en los prontuarios policiales de Tucumán, Córdoba y Santiago del Estero se registra la detención de David Segundo Peralta alias "Mate Cosido" y esto ocurría entre 1916 y 1924. Algunos investigadores serios, deducen que se le llamó así porque en su niñez, la madre llamaba a él y sus hermanos anunciando que la infusión estaba lista para tomar la merienda, ¡ mate cosido... mate cosido... !

Durante su vida delictiva, utilizó varios nombres falsos, que se respaldaban en documentos apócrifos, otorgados por funcionarios corruptos. Entre ellos se puede citar: Julio del Prado, Manuel Bertolatti, José Amaya, Julio Blanco. Fue su característica no utilizar la violencia. Varias veces abortó asaltos, para evitar enfrentamientos abiertos con la policía. No por temor, simplemente era su manera de operar.

Gozó siempre de la simpatía de mucha gente, que hasta deseaban que los visitara. Como se comportaba con humildad y educación, además de pagar generosamente los mínimos servicios recibidos, ganó popularidad y afecto. Sus escondites favoritos fueron la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña, y Gancedo, aunque fue escenario de sus correrías toda la provincia del Chaco. La mayoría de las poblaciones importantes, fueron testigos de alguna acción de Mate Cosido.

Organizó una banda donde se rendía culto a la autoridad del jefe. Contó con muchos colaboradores, algunos: Eusebio Zamacola, Antonio Rossi, el Catalán Noy, el Chileno, Francisco Malatesta, Casimiro Ifrán, Pampita, el Tata Miño, Marcelino Peralta, Cardocito.

Además de robar tendiendo emboscadas en los caminos o trenes a pagadores de grandes empresas multinacionales acopiadoras de algodón y del sector forestal, a fuertes ganaderos o comerciantes, realizó secuestros que le reportaron importantes sumas de dinero. Se desplazaba por los caminos vestido a la usanza de peones rurales o como viajante de joyería en las ciudades, lo cual no despertaba sospechas.

Sorpresivamente en 1939 abandona la vida pública, perdiéndose todo rastro de su paradero. Solo se conocen especulaciones respecto de su destino. El cancionero popular le ha dedicado varios chamamés en su honor, que lograron singular repercusión.


¡QUERÉS SABER MÁS?...(seguí leyendo)...

MATE COSIDO
Como El lampiao, Vairoletto y el Gauchito Gil; como Isidro Velázquez, Juan Moreira y Hormiga negra, entre otros**, la vida de Mate Cosido estuvo signada por un común denominador: el de la prepotencia de algún comisario, juez de paz o comandante, que impulsaba a determinados indivíduos a la vida marginal en los montes o en los campos, donde, casi siempre, terminaban sus días abatidos por las balas o el puñal de una partida. Y según el cristal utilizado, para unos fueron héroes o villanos rurales; benefactores de los pobres, o bandoleros alzados contra la autoridad.

Nélida Argentina Zenón se inspiró románticamente en este personaje, componiendo un chamamé que tituló, precisamente, Mate Cosido, y que, en mi opinión, no tuvo la difusión que merece; no obstante, es un clásico entre los conocedores del folclore litoraleño.
El de los bandoleros rurales, no es tema que se trate en las escuelas, por eso me arriego a decir, que muchos tomaron conocimiento de este tucumano, escuchando la canción de Nélida.
Mate Cosido fue grabado por Las Hermanitas Giménez (casete del Sello EMI: año 1974) y por la propia autora en el CD “Soy Trovadora Rural” de Oliveira Records; año 2001; este CD también incluye un tema dedicado a uno de los santos no canonizados más populares en la actualidad: el Gauchito Gil.

 
La letra de Mate Cosido a continuación:

I

Esta es la historia de un gaucho bueno
que un día el destino lo castigó
llenando su alma de tucumano
de la injusticia que lo venció.

ESTRIBILLO

Mate Cosido era el apodo de aquel bandido bravo y feroz
que fue el terror del norte argentino, desde el 18 al 42.
Formó su trío de bandoleros con Zamacola y “El calabrés”
y en los poblados y en los caminos fueron temidos yaguaretés.

II

Pero fue un día, allá, en el Chaco, que un compañero lo delató
desde aquel día Mate Cosido, huyó a la selva y nunca volvió.

ESTRIBILLO

Por su parte, León Gieco, con la colaboración del historiador Hugo Chumbita, escribió también acerca de Mate Cosido en una poesía cuyo nombre es Bandidos Rurales, musicalizada por Luis Gurevich (EMI: año 2001). En esa poesía hace referencia además, a otro de los bandoleros criollos: el pampeano Juan Bautista Vairoletto.


En “Bandidos Rurales”, la letra dedicada a Mate Cosido dice así:

Por el mismo tiempo hubo otro bandolero. Por hurtos y vagancia, 19 veces preso.
Al penal de Resistencia lo extradita el Paraguay. Allí conoce a Zamacola y Rossi por el 26.
1897 en Monteros, Tucumán, el día 3 de marzo lo dan por bien nacido.
Segundo David Peralta, alias Mate Cosido; también fuera de la ley, también fuera de la ley.

Entre Campo Largo y Pampa del Infierno; el pagador de Bunge y Born le da 6000 por no ser muerto
Gran asalto al tren del Chaco, monte de Saenz Peña,Anderson y Clayton firma algodonera
45.000 a Dreyfus le sacaron sin violencia. El gerente Ward de Quebrachales 13.000 le entrega.
Secuestró a Negroni, Garbarini y Berzon. Resistió fuera de la ley, resistió fuera de la ley.

En un lugar neutral, creo que por Buenos Aires; se conocen dos hermanos de este barro, de esta sangre.
Dejan un pedazo del pasado aquí sellado, y deciden golpear al que se roba el quebrachal.
Por eso las dos bandas cerquita de Cote Lai, mataron a un tal Mieres, mayordomo de La Forestal.
Se rompió el silencio en balas, robo que no pudo ser. Dos fuera de la ley, los dos fuera de la ley.

No sabrán de mí, no entregaré mi cuerpo herido. Quitilipi, Machagai, ¿donde está Mate Cosido?
Corría el 36 y lo quieren vivo o muerto. 2.000 de recompensa, se callan los hacheros.
Logró romper el cerco de Solveyra, un torturador de Gendarmería que tenía información.
Herminia y Ramona dudan que lo hayan matado... a este fuera de la ley, a este fuera de la ley.

Bandidos rurales, difícil de atraparles. Jinetes rebeldes por vientos salvajes.
Bandidos rurales, difícil de atraparles. Igual que alambrar estrellas en tierra de nadie.-
Producción Periodística - Compaginación:
 
 
PERSONAJES